domingo, 5 de marzo de 2017

Entrevista a Víctor J. Hernández, naturalista y escritor

Hoy entrevistamos a Víctor J. Hernández, naturalista, escritor y editor.
Queremos agradecerle el tiempo que nos ha dedicado y la precisión y detalle de sus respuestas.

Víctor J. Hernández

- ¿Puedes hacernos una breve presentación sobre ti?
Soy un naturalista de campo que escribe. Implicado en la conservación de la Naturaleza, en la difusión de la necesidad de acercarnos al mundo natural y en la promoción de la lectura como medio más potente, junto con estar al aire libre, para abrir las mentes y desarrollar la empatía con los demás y con nuestro derredor.

- Podríamos decir que eres un naturalista 360º: realizas salidas para observar aves y fauna, publicas y editas libros, escribes artículos para distintos medios, realizas ponencias... ¿Con cuál de estas actividades disfrutas más?
Con la observación de la Naturaleza. Con cada instante vivido en el campo.

- Has escrito distintos libros sobre fauna. ¿Cuál es tu favorito?
"Tras las huellas de la fauna ibérica", en el que reúno mis vivencias de campo con algunas de las especies de la península que más me fascinan.

http://www.herrerillo.com/2017/02/tras-las-huellas-de-la-fauna-iberica.html

- También colaboras con Tundra Ediciones mediante edición de libros. ¿En qué consiste exactamente este trabajo? ¿Cuál es el libro que has editado que te ha maravillado más?
Es la labor artesanal, no exenta de magia, por la cual se mezclan y combinan palabras, objetivos, imágenes, pensamientos, rabos de lagartija y sueños y se da forma y entidad a un libro. No puedo nombrar uno, pues solo edito los libros que me maravillan.

- Eres un usuario muy activo en las redes sociales, con más de 104.000 seguidores en Facebook y más de 100.000 seguidores en Twitter. ¿Qué principales ventajas e inconvenientes crees que presentas las redes sociales a la hora de difundir información sobre naturaleza?
En general soy poco activo en redes, publico pocas cosas, nunca nada personal, a veces con paréntesis de semanas o meses, y no miro ni me entero de otras publicaciones, salvo que esté etiquetado. El resto de avisos, incluso de mensajes, los tengo bloqueados. Lo mismo con el móvil: las pocas veces que lo llevo encima va apagado o silenciado (y nunca he usado WhatsApp: prefiero vivir).  Incluso me tienta a menudo la idea de cerrar ambas cuentas en las redes. Creo que es una ventaja la capacidad de conexión y la inmediatez. Y un inconveniente el que se creen círculos cerrados de gente con los mismos intereses, de modo que se hace difícil que llegue algo a quienes no comparten ya las mismas ideas. Aunque eso también pasa fuera de las redes. Igualmente, creo que es un inconveniente la sobrevaloración que se está haciendo de las redes por parte de ONGs conservacionistas, que a veces parece que el objetivo de algunas campañas se limita a llegar a ser trending topic un rato y recoger algunas firmas. Sin más. Creo también que las redes se convierten demasiado fácilmente en un agujero negro que se traga un tiempo precioso de activistas, creadores, liberados de ONGs y de tantas otras personas que podrían hacer mucho más simplemente limitando la conexión a lo justo.

Víctor J. Hernandez en la Amazonía

- Podemos seguirte también en tu blog: Diario de un naturalista. ¿Cuál es el objetivo de este blog?
Al principio fue una forma de mantener contacto con los lectores que me escribían preguntando por nuevas publicaciones, salidas, charlas y otros eventos. Y donde compartía brevemente algunas experiencias de campo. Luego se popularizaron las redes sociales, donde estas noticias pueden difundirse con más rapidez. También incluí breves artículos con consejos para observar y ayudar a la Naturaleza (cajas-nido, comederos, etc.), que siguen siendo muy leídos, pero que estoy acomodando mejor en una sección especial de mi web personal (www.victorjhernandez.com). Así que en los últimos tiempos el blog ha quedado solamente para presentar alguna publicación o entrevistas.

- Como aficionado a la naturaleza y a la fauna, ¿qué tipo de salidas a observar fauna realizas más a menudo?
Mis salidas más frecuentes, casi diarias, son a mi local patch o zona de campeo habitual desde hace 35 años, que es el Marjal de Almenara, en el litoral entre Valencia y Castellón.

- ¿Cuáles son los animales que disfrutas más observando? ¿Por qué?
Las aves y los insectos y mamíferos diurnos. Porque permiten la observación el tiempo suficiente como para aprender de su conducta directamente, sin tener que armar teorías a base de suposiciones.

- ¿Crees que la sociedad está concienciada con la necesidad de cuidar el medio ambiente? ¿Qué medidas se deberían tomar para fomentar el cuidado de nuestros ecosistemas y nuestra fauna?
Creo que, en general, la gente considera políticamente correcto contestar en las encuestas que se ha de cuidar el medio ambiente. Pero la realidad parece constatar que esa respuesta suele llevar, como pensamiento asociado al sí, un "pero que lo hagan otros", y que no les suponga a ellos la más mínima limitación. Muy pocos se plantean que pueden y, mucho menos, que deben hacer algo ellos mismos. Y que si no es así, de poco servirán las buenas palabras. Ecosistemas y faunas tendrían mejor presente y futuro, además de con la implicación personal en la conservación (por ejemplo, con un consumo responsable se puede hacer mucho) si se cumpliera la abundante y suficiente legislación. Conseguir esto en el país de la impunidad, de los gobernantes y administraciones corruptas y al servicio de los dueños del dinero, para cuyos intereses los valores naturales nunca o casi nunca suponen un obstáculo, solo será posible con una democracia desarrollada, real.

- Personalmente desde niño me han apasionado siempre los libros de fauna. En Tundra Ediciones estáis a punto de publicar la colección "Mi primera guía de campo", además de haber publicado las obras "Cuentos de animales para aprender y soñar", "Un safari en el jardín" o "Dulce canto de un pájaro en el jardín". ¿Es importante destinar parte de vuestros esfuerzos a los más pequeños de la casa?
Creo que es más importante que nunca. Porque ahora, más que en ninguna otra generación anterior, estamos aislando a los niños de la Naturaleza. Con la concentración de la población en ciudades, la "invasión" mental de un mundo sintético virtual a través todo tipo de pantallas y pantallitas, y un creciente discurso del miedo al mundo exterior y a los demás, que lleva a tener a los niños encerrados bajo techo y entre cuatro paredes la mayor parte de sus días. Ajenos a su propio origen, a nuestra casa común, que es la Naturaleza, y a nuestra interdependencia. Es tiempo de abrir las jaulas de oro en que encerramos a nuestros hijos.


- Con la aparición de Internet y la proliferación de webs, blogs y redes sociales, donde está disponible infinidad de información sobre cualquier temática, ¿crees que se irá perdiendo la necesidad de comprar libros sobre fauna o naturaleza? ¿Qué nos ofrecen los libros que no podamos encontrar en la red?
Sí, es posible. Es posible que lleguemos a creer que en la red está todo, que la información que allí aparece es suficiente y de calidad, que para qué profundizar más allá de lo básico, del pie de foto, si es que siquiera llega a leerse el pie de foto. Porque la red es un medio muy audiovisual, donde el "exceso" de palabras escritas "quita audiencia", de modo que se tiende a simplificar. Salvo excepciones (y PDFs varios, que en realidad son libros o textos digitalizados) hay mucho de exposición (imágenes y pies de foto más o menos amplios) y poca profundidad. Yo mismo, incluso en los artículos más largos de blog, solo doy unas pinceladas. El desarrollo extenso y completo lo hago solamente en los libros, que es el medio que creo más apropiado para leer relajadamente y asimilar, sin las prisas ni las interrupciones constantes de internet, y sin dejarse la vista. Además, internet, como es tan fácil colgar cosas, está lleno de ruido, de copia-pegas y errores que se repiten y repiten hasta el infinito. Como se ve incluso en la prensa. Sin tiempo para una sosegada edición que separe el grano de la paja. Es decir, en la red, salvo libros digitalizados íntegramente (pero eso es otra cosa) no solemos encontrar más que una sombra superficial del tesoro que nos aguarda en los libros. Aunque habrá para quienes sea suficiente, como hay quienes creen que el pensamiento y la opinión pueden limitarse a la extensión de un tweet. Un reduccionismo de nuestra capacidad intelectual con el que los enemigos del pensamiento libre y crítico se están, sin duda, frotando las manos.

- Aparte de tu afición por la naturaleza, ¿tienes otras aficiones a las que te guste dedicar parte de tu tiempo libre?
La literatura, sobre todo la poesía y el ensayo, las artes plásticas, la música (desde la clásica al rock más duro), el cine, inventar historias para niños y jóvenes y coleccionar veletas (fotos) e instantes.


Entrevista realizada por: Enric Pàmies
Más información sobre Víctor J. Hernández:
Web: Víctor J. Hernandez
Blog: Diario de un naturalista
Twitter: @victorjhernandz
Facebook: @victorjhernandz