domingo, 1 de enero de 2017

Cajas nido para aves y murciélagos

Objetivo de las cajas nido
Las cajas nido para aves y para murciélagos son herramientas muy útiles por distintos motivos. En primer lugar, y como principal objetivo, se trata de una forma de ayudar a las especies de pájaros que suelen vivir en agujeros de árboles o rocas a tener un mayor número de sitios aptos para nidificar. No debemos olvidar que a causa de la tala de árboles y las reforestaciones en nuestro país hay un gran número de bosques con árboles muy jóvenes y que, por lo tanto, no presentan aún agujeros debidos a las inclemencias del tiempo y a la edad.

Caja nido en el Estany de Sils
Caja nido en el Estany de Sils (Girona) - Imagen de Enric Pàmies

El segundo motivo es el estudio: la instalación y seguimiento de cajas nido nos permite conocer el estado de salud de las poblaciones de distintas especies de aves en cada hábitat. Una revisión periódica nos permite ver qué especie anida en cada caso, ver el número de polluelos, ver los materiales utilizados para acomodarse el nido e incluso encontrar pruebas de la dieta que siguen en cada lugar.

El tercer motivo por el que suelen utilizarse cajas nido es para atraer fauna a jardines y parques. La creación de estos posibles nidos permitirá a muchas especies de aves acercarse a nuestra casa, lo que unido a la instalación de comederos nos proporcionará el placer de observar estos animales de bien cerca.

El último motivo, pero no menos importante, es la concienciación ciudadana. Los talleres de construcción e instalación de cajas nido realizados por distintas asociaciones suelen tener muy buena acogida entre los ciudadanos, sobre todo entre los más pequeños. Esta herramienta permitirá a biólogos y ornitólogos informar de los requerimientos de cada especie, sus principales amenazas y de la importancia de cuidar el medio ambiente.

Caja nido en La Fageda d'en Jordà (Garrotxa, Girona) - Imagen de Enric Pàmies

Consideraciones a tener en cuenta
Existen múltiples variables que deberemos tener en cuenta a la hora de montar e instalar las cajas nido:
- Especie: Evidentemente antes de construir una caja nido deberemos tener claro qué especie esperamos que la ocupe. Dependiendo de esto se deberá hacer de unos tamaños y con unas entradas determinadas.
- Materiales: Existen múltiples materiales, como madera, cemento de madera, troncos, ... Muchos materiales pueden ser válidos, pero deberán se resistentes a las condiciones climáticas y evitar que se filtre el agua.
- Ubicación: Dependiendo de la zona donde queramos instalarlo y la especie que deba ocuparlo se deberán instalar en distintos lugares o alturas.
- Depredación: Es importante que no tengan acceso a los nidos posibles depredadores como ginetas, ratas, martas, garduñas, ... Existen cajas nido con entradas especiales, pero si se colocan en un lugar adecuado evitaremos la posible depredación.

Cajas nido para páridos
Las cajas nido que se utilizan con mayor frecuencia están destinadas a los páridos. Suelen ser ocupadas habitualmente por distintas especies de carboneros, herrerillos, gorriones o incluso chochines. Se trata de cajas cerradas, con un pequeño agujero frontal (adaptado a la especie que se espera que se instale en él) y que puede ser de distintos materiales: madera, troncos, cemento, ...
Si se fabrican de madera se recomienda usar maderas duraderas (deberían poder aguantar las condiciones meteorológicas durante 4-5 años) y tratadas con barniz de exterior, o también utilizando maderas de palés (ya están tratadas). Otra buena opción es la de construir el nido mediante un tronco: se abre, se vacía y se perfora un agujero frontal (se recomienda leer el artículo Construcción de nidos para páridos).
En las tiendas especializadas también venden nidos pensados para una especie determinada; algunos de ellos están hechos con una mezcla de cemento y serrín, lo que nos permitirá utilizarlos durante mucho más tiempo.

Nido para páridos
Nido para páridos - Imagen de la asociación SERBAL

Caja nido en els Aiguamolls de l'Empordà
Caja nido en els Aiguamolls de l'Empordà - Imagen de Enric Pàmies

Tronco perforado para páridos
Tronco perforado para páridos - Imagen de Luis Herrero

Caja nido de cemento
Caja nido de cemento - Imagen de Enric Pàmies

Cajas nido para otras aves
Existen distintas especies de aves que también habitarán cajas nido; en este caso se tratará de nidos
mucho más específicos tanto por el tamaño de la entrada como por su ubicación.
A modo de ejemplo las lechuzas habitan grandes cajas nido con entradas relativamente grandes, el cernícalo utiliza cajas con una entrada frontal pero de mayor tamaño que la de los páridos, el agateador utiliza una caja con pequeñas entradas en el lateral, ...
Es importante documentarse bien antes de construir la caja, puesto que debe cumplir los requisitos para que determinadas especies la acaben ocupando.

Cajas nido para carraca europea
Cajas nido para carraca europea - Imagen de la asociación Trenca

Cajas nido para cernícalo primilla
Cajas nido para cernícalo primilla - Imagen de la asociación Trenca

Caja nido para agaetador
Caja nido para agaetador - Imagen de la asociación SERBAL

Plataformas para cigüeñas
En zonas con presencia de cigüeñas se suelen colocar plataformas elevadas para que estos grandes animales construyan sus nidos. Estas plataformas deben ser muy resistentes, puesto que las ramas y troncos con las que las cigüeñas construyen su nido pueden pesar muchos quilos.

Cigüeña en un nido en Aiguamolls de l'Empordà
Cigüeña en un nido en Aiguamolls de l'Empordà - Imagen de Enric Pàmies

Nido para cigüeñas
Nido para cigüeñas - Imagen de Enric Pàmies

Nido de cigüeña con una cámara de observación
Nido de cigüeña con una cámara de observación - Imagen de Enric Pàmies

Pareja de cigüeñas en su nido en la Reserva de Sebes
Pareja de cigüeñas en su nido en la Reserva de Sebes - Imagen de Enric Pàmies

Cajas nido para murciélagos
Otro tipo de animales que suelen ocupar cajas nido específicas son los murciélagos, puesto que en muchas zonas no encuentran suficientes oquedades en rocas o troncos para poder descansar.
Estas cajas nido serán muy específicas, puesto que la entrada se encontrará tocando al tronco del árbol: el murciélago escalará por el árbol y entrará por la parte posterior de la caja. Tal y como se puede observar en las imágenes inferiores las cajas nido para murciélagos tienen la pared posterior de la caja que llega hasta 10-20 más abajo que la propia caja. Por esta madera escalarán los murciélagos para entrar por una estrecha apertura.

Caja nido para murciélagos en la Reserva de Sebes
Caja nido para murciélagos en la Reserva de Sebes - Imagen de Enric Pàmies

Caja nido para murciélagos en els Aiguamolls de l'Empordà
Caja nido para murciélagos en els Aiguamolls de l'Empordà - Imagen de Enric Pàmies

También se están utilizando en zonas con muy poca presencia de árboles grandes casetas para murciélagos que son utilizadas a modo de cueva por miles de murciélagos al mismo tiempo.
En la foto inferior se observa una caseta para murciélagos instalada en el Delta del Ebro que en su día fue la más grande de Europa.

Caseta para murciélagos en el Delta del Ebro
Caseta para murciélagos en el Delta del Ebro - Imagen de Enric Pàmies

Bibliografía recomendada:
- Guía de las cajas nido y comederos para aves y otros vertebrados

Artículo realizado por: Enric Pàmies