lunes, 2 de enero de 2017

Comederos para aves

Herrerillo común comiendo un pastel de sebo
Herrerillo común comiendo un pastel de sebo - Imagen de José Miguel Grande

La utilización de comederos para aves es beneficiosa básicamente por dos aspectos:
- Permitirá a distintas especies tener siempre comida a mano, sobre todo en las épocas en que es más complicado encontrar alimentos.
- Nos acercará las aves a nuestro jardín, y de esta forma podremos disfrutar más de cerca de estos animales.

Pico belloso (Leuconotopicus villosus) en un bonito comedero de semillas y sebo
Pico belloso (Leuconotopicus villosus) en un bonito comedero de semillas y sebo - Imagen de Tanya Gaydos

Los comederos para aves suelen utilizarse de forma más habitual en invierno, puesto que es la época del año en que escasea la comida y por lo tanto es el momento en que distintas especies de aves agradecerán tenerlos a su disposición.
El resto del año también se pueden utilizar, aunque hay que especificar que en verano no deberemos utilizar comida seca (como semillas o pan), puesto que si las aves alimentan a las crías únicamente con estos alimentos es posible que tengan problemas por deshidratación.
Es importante tener los comederos siempre llenos (y durante todo el año, a poder ser), puesto que así las aves se acostumbrarán a utilizarlos y podremos observar distintas especies muy a menudo.

Tipos de aves que utilizan los comederos
Muchas son las especies que disfrutarán de los comederos, aunque es evidente que dependerá del tipo de alimento que coloquemos en ellos.
Las especies más habituales son el gorrión, lavandera, petirrojo, herrerillo, carboneros, currucas, chochín, acentor, mirlo, arrendajo, tordo, pinzón, verderón, urraca, estronino pinto, zorzales, reyezuelos, trepador azul, camachuelo, verdecillo, picogordo, lúgano y jilguero, entre otras.

Trepador azul comiendo pipas de una red
Trepador azul comiendo pipas de una red - Imagen de José Miguel Grande

Carbonero montañés (Poecile gambeli) en un comedero
Carbonero montañés (Poecile gambeli) en un comedero - Imagen de Tanya Gaydos

Alimentos a utilizar
En invierno es importante aportar alimentos con alto contenido calórico, por lo que se recomendarán los cacahuetes, pipas, semillas e insectos. Durante todo el año pueden utilizarse las bolas y pasteles
de sebo. Todos estos alimentos estarán disponibles en tiendas especializadas.
A parte de estos productos pensados especialmente para aves, podemos utilizar también: nueces, avellanas, pipas sin sal, almendras, piñones, moras, manzana, pera, uva, lechuga, ...
Lo mejor sin duda es variar y combinar alimentos, y de esta forma también aprenderemos qué tipo de aves prefieren cada alimento.

Comedero tubular con una mezcla de semillas
Comedero tubular con una mezcla de semillas - Imagen de Enric Pàmies

Tipos de comederos
 Existe en el mercado un gran número de comederos, preparados para almacenar distintos alimentos:

- Redes y mallas: Ideales para pipas y cacahuetes.

Carbonero palustre en una red con pipas
Carbonero palustre en una red con pipas - Imagen de José Miguel Grande

Malla con cacahuetes
Malla con cacahuetes - Imagen de Enric Pàmies

Oropéndola de Baltimore (Icterus galbula) comiendo naranja
Oropéndola de Baltimore (Icterus galbula) comiendo naranja - Imagen de Bob Lefebvre

- Comederos tubulares: Especialmente pensados para semillas y pipas peladas. Tienen distintos puntos de salida, y están pensados para evitar que las ardillas o ratones puedan coger el alimento.

Comedero tubular con semillas
Comedero tubular con semillas - Imagen de Enric Pàmies

Jilguero amarillo (Spinus tristis) en un comedero tubular
Jilguero amarillo (Spinus tristis) en un comedero tubular - Imagen de Linda Vick

Camachuelo mexicano (Haemorhous mexicanus) en un gran comedero con pipas negras
Camachuelo mexicano (Haemorhous mexicanus) en un gran comedero con pipas negras - Imagen de Dan Arndt

Jilguero de Lesser (Carduelis psaltria) en un comedero con pipas
Jilguero de Lesser (Carduelis psaltria) en un comedero con pipas - Imagen de Linda Vick

Piquituertos comunes (Loxia curvirostra) en un comedero tubular metálico
Piquituertos comunes (Loxia curvirostra) en un comedero tubular metálico - Imagen de Dan Arndt

- Redes para bolas de sebo y comederos para pasteles de sebo: Existen muchos tipos de bolas y pasteles de sebo; algunos contienen frutos secos, frutos del bosque, pipas, maíz, trigo, insectos, ... y todos ellos utilizan distintos tipos de grasa para aportar una mayor cantidad de calorías.

Trepador azul comiendo un pastel de sebo
Trepador azul comiendo un pastel de sebo - Imagen de José Miguel Grande

Herrerillo comiendo un pastel de sebo
Herrerillo comiendo un pastel de sebo - Imagen de José Miguel Grande

Trepador canadiense (Sitta canadensis) comiendo una bola de sebo
Trepador canadiense (Sitta canadensis) comiendo una bola de sebo - Imagen de Tanya Gaydos

- Comederos de terracota: En España no suelen utilizarse tan a menudo, pero son muy habituales en otros lugares debido a que además de prácticos son decorativos. Suelen utilizarse para poner bolas y pasteles de sebo.

Pinzón en un comedero de terracota en Nueva Zelanda
Pinzón en un comedero de terracota en Nueva Zelanda - Imagen de Enric Pàmies

Pájaro de anteojos en un comedero de terracota en Nueva Zelanda
Pájaro de anteojos en un comedero de terracota en Nueva Zelanda - Imagen de Enric Pàmies

- Plataformas: Se trata de una plataforma de madera, generalmente cubierta con un pequeño tejado, montada sobre un poste de 1,5 m o más que evita el acceso por parte de ratones y ardillas. Pueden ponerse distintos tipos de alimento.

Comedero de plataforma
Comedero de plataforma - Imagen de Enric Pàmies

Arrendajo azul (Cyanocitta cristata) comiendo en una plataforma
Arrendajo azul (Cyanocitta cristata) comiendo en una plataforma - Imagen de Tanya Gaydos

Oropéndola de Baltimore (Icterus galbula) comiendo naranja
Oropéndola de Baltimore (Icterus galbula) comiendo naranja - Imagen de Bob Lefebvre

También existen dispensadores de comida para almacenar insectos, tales como larvas de escarabajo. Un pequeño plato de cristal servirá para que los insectos no puedan escaparse.

Ubicación del comedero
El comedero debe estar sin duda visible desde alguna ventana o punto de observación, para que podamos ver en cada momento quién lo utiliza y podamos fotografiarlo. Si están ubicados en la parte norte del jardín nos permitirá hacer mejores fotos, puesto que evitaremos el contraluz.
Se recomienda que a unos pocos metros haya árboles o matorrales, puesto que en caso de observar algún peligro los pájaros puedan refugiarse.

Bebederos
Un punto de agua permanente será tan importante para la salud de las aves como un buen comedero, puesto que es posible que en épocas del año más secas sea complicado encontrar lugares donde beber o bañarse.
Se recomiendan plataformas o platos con no excesiva profundidad y provistos de agua limpia.

Gorrión común (Passer domesticus) leucístico en un bebedero
Gorrión común (Passer domesticus) leucístico en un bebedero - Imagen de Jahzi Van Iderstine

Jilguero amarillo (Spinus tristis) en un bebedero
Jilguero amarillo (Spinus tristis) en un bebedero - Imagen de Linda Vick

Jilguero de Lesser (Carduelis psaltria) en un bebedero
Jilguero de Lesser (Carduelis psaltria) en un bebedero - Imagen de Linda Vick


Libros recomendados:
- CHINERY, Michael (2006) - Cómo atraer fauna al jardín. Lynx Edicions, Barcelona.
- BAUCELLS, J. / CAMPRODON, J. / CERDEIRA, J. / VILA, P. (2003) - Guía de las cajas nido y comederos para aves y otros vertebrados. Lynx Edicions, Barcelona.

Artículo escrito por: Enric Pàmies