domingo, 25 de febrero de 2018

Nuevos retos para la conservación del oso cantábrico

Osos pardos (Ursus arctos) en la Cordillera Cantábrica
Osos pardos (Ursus arctos) en la Cordillera Cantábrica

En los últimos años, los censos de oso cantábrico vienen mostrando la recuperación  paulatina de esta especie emblemática. En 2016 se detectaron 40 osas con 67 crías en las dos subpoblaciones de la cordillera, lo que supone consolidar el récord de osas de 2015. Así, no menos de 250 osos viven ahora en la cordillera, alejando a la especie del peligro crítico de extinción de principios de los 90, con apenas 70-90 ejemplares en dos núcleos sin conexión. Además de las cifras demográficas, los estudios genéticos publicados en 2016 muestran una creciente comunicación entre ambas subpoblaciones realizada sobre todo por machos occidentales que han atravesado al núcleo oriental. Y los datos que la Fundación Oso Pardo (FOP) ha recogido en 2017 en un proyecto para poner a punto nuevos métodos de estudio genético confirman este extremo. Estamos asistiendo al final de un aislamiento genético entre las dos subpoblaciones cantábricas que ha durado quizás cerca de un siglo.

Oso pardo (Ursus arctos)
Oso pardo (Ursus arctos)

Los datos son, pues, buenos. Pero conviene no dejarse llevar por el optimismo. En primer lugar porque el oso cantábrico sigue estando en Peligro de Extinción de acuerdo con los criterios de la UICN y reconocido como tal en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Conviene dejarlo claro porque en algún sector ha comenzado a escucharse que “hay demasiados osos”, y esto, desde luego, no es cierto.  Por otra parte la buena evolución demográfica tiene aún asignaturas pendientes: los magníficos bosques de Ponga y Redes en Asturias, y de Mampodre y Sajambre en León, no terminan de ser ocupados por osas con crías, a pesar de la buena calidad de hábitat de esos territorios;  también es necesaria una presencia más estable de ejemplares en el corredor entre las dos subpoblaciones, así como  la consolidación de la expansión de los osos al sur de la A6 en León y Lugo.

Oso pardo (Ursus arctos)
Oso pardo (Ursus arctos)

Pero es verdad que nos encontramos ante nuevos retos debido al aumento del número de osos:  por un lado, algunos ejemplares se dejan ver con más frecuencia y el potencial de conflicto se incrementa, aunque no hay evidencias de aumento de daños al ganado. Por otro, asistiremos cada vez más a casos como el del osezno de Liébana, que tuvo que ser capturado por la administración al buscar alimento
en el entorno de los pueblos a causa de encontrarse herido y sin su madre. En este sentido urge que las comunidades autónomas cantábricas aprueben  protocolos de intervención con osos para el manejo de ejemplares heridos o habituados, cuyo borrador lleva tiempo esperando en los despachos de las administraciones. Se trata de una herramienta de la que ya se han dotado otros países europeos y que ayuda a reducir el conflicto con los osos y los temores de los vecinos de los pueblos. Este último aspecto es fundamental, porque una de las claves del “milagro” de la recuperación del oso cantábrico ha sido precisamente el apoyo social que se consiguió en el territorio después de décadas de furtivismo sobre la especie. No podemos permitirnos perder ese apoyo por no actuar ante el nuevo escenario. Tenemos que ser capaces entre todos de mantenerlo e incluso incrementarlo.

Parque Natural de Somiedo (Asturias)
Parque Natural de Somiedo (Asturias)

En este contexto, la FOP acaba de comenzar dos proyectos LIFE. Uno de ellos se dirige a favorecer el asentamiento de la especie en los Ancares y Serra do Courel, mientras que el otro desarrollará una labor de sensibilización pública en las zonas oseras más amenazadas de la Cordillera Cantábrica y los Pirineos. Ambos proyectos se desarrollarán en paralelo hasta 2020 y mostrarán además las numerosas oportunidades socioeconómicas que ofrece vivir con osos en un espacio de la Red Natura 2000.
El primero de ellos, el LIFE Oso Courel, se desarrolla con el apoyo de la Xunta de Galicia y la Asociación Galega de Custodia del Territorio como socios del proyecto. Su objetivo es favorecer la expansión de osos al sur de la A6 minimizando los conflictos con las actividades humanas. Entre sus acciones concretas destacan la plantación de 100.000 árboles y arbustos autóctonos, la protección de todas las colmenas, la rehabilitación de alvarizas tradicionales (cercados de piedra para proteger las colmenas), la preparación de un equipo de intervención para resolución de conflictos con osos y acciones de sensibilización destinadas especialmente a los escolares, que incluirán el diseño y promoción de una ruta interpretativa sobre el oso y la miel.

Patrulla oso - FOP
Patrulla oso - FOP

El LIFE de Gobernanza e Información “Viviendo en Natura 2000 y viviendo con osos en dos pequeñas subpoblaciones amenazadas” cuenta como socia con la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León y tiene como escenario los territorios de los dos núcleos oseros más pequeños: la subpoblación oriental de la Cordillera Cantábrica, que se asienta entre las comunidades de Asturias, Castilla y León y Cantabria, y por otro, el núcleo occidental de los Pirineos, que abarca una pequeña área entre Navarra y Aragón. Se trata de 51 municipios localizados dentro de 29 espacios Red Natura. Los objetivos principales son mejorar el conocimiento y valoración de la Red Natura 2000 y del oso pardo en esas zonas, y estimular la participación de todos los actores locales para sentar los cimientos de una buena gobernanza. No hay que olvidar que son ellos los que ponen en marcha  los proyectos, tanto públicos (planeamiento urbanístico, infraestructuras…) como privados (de empresas, industrias, ganadería, turísticos…), y una buena base de conocimiento permitirá que esos planes incorporen desde su origen y diseño los objetivos de conservación de los hábitats y del oso pardo, lo que conseguirá agilizar la aprobación de los mismos y rebajar los conflictos. Por eso este LIFE contempla actuar a distintos niveles: desde los sectores profesionales, hasta los actores sociales y las administraciones para analizar los retos y las oportunidades que pueden ofrecer la Red Natura y el oso, juntos como motores de dinamización.

Fundación Oso Pardo y genética
Fundación Oso Pardo y genética

Artículo e imágenes: Fundación Oso Pardo (FOP)
Web: http://www.fundacionosopardo.org/