sábado, 3 de marzo de 2018

Identificación de golondrinas, aviones y vencejos

Los amigos de SEO/Birdlife han preparado tres diagramas comparativos que nos permitirán identificar con facilidad las golondrinas y vencejos que pronto podremos ver ya por nuestro alrededor.





 

viernes, 2 de marzo de 2018

Quercus núm. 385 - Marzo 2018

Quercus núm. 385 - Marzo 2018
Quercus núm. 385 - Marzo 2018

ESTUDIO
- Cernícalos primillas en edificios históricos. José María Ayala y otros autores
- Veinte años trabajando con los primillas. Ernesto Álvarez y otros autores
- Insectos polinizadores y diversidad vegetal. Conchita Alonso y otros autores
- Un viajero llamado Martesia fragilis. Gabriel Gómez y Diego Moreno

CONSERVACIÓN
- Ya tenemos más de 500 linces. Consejería de Medio Ambiente de Andalucía
- Oposición a los proyectos mineros en Ávila. Jesús Abad y Sara de la Paz
- Cómo recuperar los tejos más meridionales de España. R.A. Haro y otros autores
- Los buitres no pueden cruzar a Portugal. Eneko Arrondo y otros autores

OBSERVACIÓN
- El Observatorio de Quercus: la naturaleza en Marzo
- El rastrero trébol blanco. J. Ramón Gómez
- Phileas Dinofogg. Luis Alcalá

TRIBUNAS
- Tendiendo puentes. Alejandro Martínez-Abraín
- Arte plumario. Joan Mayol
- Cromos repes. Santos Casado
- Sin miramientos a los paisajes castellanos. F. Javier Barbadillo
- Las dudosas estrategias para traslocar especies. Mario Díaz y otros autores

 

miércoles, 28 de febrero de 2018

Sierra de la Mosca. Riqueza ornitológica

Abejaruco (Merops apiaster)

Cuando allá por los años 90 y por circunstancias de la vida fui a parar al municipio de Sierra de Fuentes (a unos 12km de la ciudad de Cáceres) era apenas un crío, y la primera imagen que recuerdo y no se me olvidará fue la vista desde la carretera de entrada al pueblo de El Risco y la falda de la Sierra de la Mosca, un alcornocal que le da verdor a estos llanos infinitos; un pequeño Monfragüe al lado de la ciudad de Cáceres lleno de vida y biodiversidad.


En este humilde articulo quisiera contar de una manera entretenida una pequeña parte de la riqueza faunística, en este caso ornitológica, del enclave la Sierra de la Mosca. Dicha sierra se encuentra entre las localidades de Cáceres y Sierra de Fuentes, y es un sistema de poca altitud, de unos 25-30 km de longitud total. Como antes he mencionado el sustrato predominante es el alcornocal coronado por varios roquedos de diferente morfología; rodeando este alcornocal zonas adehesadas de encinas, algunos olivares, etc. También podemos encontrar en los valles manchas de madroños, espino albar, acebuches, coscoja, algún roble, incluso castaños y algunos bosquetes de pino piñonero. En cuanto a matorral predominante encontramos jara pringosa, brezos, retamas, romero, cantueso, torvisco  etc. En definitiva, nos encontramos con un ecosistema de bosque mediterráneo esclerófilo.

No está de más mencionar que esta sierra se encuentra rodeada por varios km de llanos que se utilizaron de manera tradicional para la agricultura de secano y el pastoreo, sobre todo ovino. Hoy en día la mayoría de esta extensión es utilizada para el ganado, principalmente ovino y bovino; aunque quedan todavía extensiones para la agricultura, la ganadería le está ganando terreno.

También se debe citar las masas de agua más importantes. Cabe destacar que esta sierra, por su morfología geológica actuando como un colador y depósito en el subsuelo, tiene un importante cúmulo de agua subterránea que aflora en diferentes puntos de Cáceres y de Sierra de Fuentes. En el valle de Valdeflores, en Cáceres, aflora el principal caudal de agua de la ciudad la Ribera del Marco. Por otro lado podemos encontrar dos masas de agua embalsadas: el Pantano de Guadiloba al norte y la presa del Salor al sur.

Después de tener el enclave ya definido, podemos hacernos una idea del tipo de biodiversidad que puede albergar. En cuanto a aves, en la cúspide de la cadena trófica encontramos dos que destacan por encima de las demás; obviamente dos rapaces: el Águila perdicera (una pareja ocupa un roquedo desde hace ya bastantes años, habiendo obtenido éxito reproductor algún año), y el Búho real, del que quizás haya tres o incluso más parejas en la sierra. En El Risco se tienen indicios de su reproducción años atrás, aunque actualmente no lo he podido comprobar.

Águila perdicera (Aquila fasciata)
Águila perdicera (Aquila fasciata)

Siguiendo con rapaces, allá por mediados del mes de marzo, tenemos la visita del Milano negro el cual forma varias colonias de cría con más de 40 parejas reproductoras. El Águila calzada, con su reclamo característico, nos deja clara su presencia. De cuatro a seis parejas crían en esta sierra, teniendo constancia de que vuelan bastantes pollos todos los años.

Águila calzada (Hieraaetus pennatus)

Milano negro (Milvus migrans)
Milano negro (Milvus migrans)

Un poco más avanzada la primavera se presenta otra rapaz fascinante: la Culebrera. Unas tres parejas se reproducen aquí todos los años.
Por último cabe citar al denominado por Félix Rodríguez como "Buitre sabio". Como todos sabéis es el Alimoche; varios ejemplares surcan estos cielos.  Yo he podido constatar la presencia de dos nidos de esta especie.
Otras especies como el Águila real o Águila imperial no anidan aquí, (quizás algún día puedan hacerlo) pero es fácil observarlas de paso hacia sus cazaderos, que son colindantes a la sierra.

martes, 27 de febrero de 2018

Cómo hacer comederos caseros para aves

Comederos de rollo de papel de sebo
Comederos de rollo de papel de sebo

En la naturaleza, la comida no acostumbra a ser tan abundante como uno podría pensar, sobretodo cuando llegan los meses más fríos algunas aves les cuesta encontrar la comida necesaria. Ofrecerles un suplemento energético con poco esfuerzo puede ahorrarles algunas dificultades y así también nos permite poder observarlas de cerca y aproximarlas a nuestro entorno.
Aunque los comederos se pueden realizar en cualquier época del año se aconsejan sólo en los meses de octubre a marzo.

Son muchas las aves que pueden beneficiarse del aporte extra de comida, aunque el tipo de pájaros variará según el lugar dónde se encuentre nuestro comedero y el tipo de alimento (semilla, grana o fruto seco) que le pongamos. Tenemos que escoger el lugar idóneo y con un poco de paciencia veremos que poco a poco acudirán a diario a nuestros comederos.
Nuestro objetivo será realizar varios tipos de comederos diferentes, con material muy sencillo y de fácil construcción.

Comederos de rollo de papel de sebo
Éstos son los comederos más fáciles de hacer, sobretodo con niños.
Material: un rollo de papel de váter, mezcla de semillas de grano pequeño (colza, cáñamo, negrillo, alpiste, mijo...) manteca de cerdo o otra grasa similar y un cordel
1. Cogemos la manteca de cerdo y la untamos uniformemente en el rollo de váter (si está muy dura la deshacemos al baño maría).
2. Podemos las semillas en un bandeja y hacemos rodar el rollo de váter de manera que las semillas se queden enganchadas en él.
3. Añadimos un cordel que atraviese el rollo y ya está listo para colgar.


Comedero de granas y semillas con mallas
Son los comederos más simples de hacer y mantener,  y los más económicos a nivel de alimento.
Material: malla reutilizable de ajos, cordel y semillas de girasol.
Procedimiento:
1. Cogemos la malla, en nuestro caso hemos utilizado una malla de ajos secos (en función del tamaño de la malla, escogeremos la grana y las semillas, para evitar que se cuelen por los agujeros).
2. Pondremos las semillas de girasol y haremos una bola compacta. La ataremos por el extremo con el cordel.
3. Una vez lista, la ataremos en la rama de un árbol o en la barandilla del balcón.

Comedero de granas y semillas con mallas
Comedero de granas y semillas con mallas

Comederos tubulares de frutos secos
Son los comederos más complejos de hacer y requieren más tiempo, aunque con menos de una hora los tienes hechos. 
Material: malla metálica (según la luz de malla pondremos frutos más grandes o más pequeños), alicates, bridas, cordel, una tapa de bote (8cm de diámetro), un plato de plantas (15cm de diámetro), pistola de silicona y taladro.
Procedimiento:
1. Recortaremos un rectángulo de malla metálica 15x26cm. Las medidas estarán en función del diámetro de vuestra base. La uniremos en forma de rollo tubular por los extremos horizontales y las fijaremos con unas bridas. Cortaremos el restante de brida.
2. Una vez preparado el contenedor lo uniremos a la base, en nuestro caso un tapa de un pote de conserva. Haremos dos pequeños agujeros y ataremos el contenedor de malla a la base mediante unas bridas. Si os queda poco sujeto y el alimento puede caer, podéis fijar toda la base con pistola de silicona.
3. En la parte superior del contenedor pondremos un plato de plástico de plantas de mayor diámetro que el tubo para cerrar el tubo y para que también haga de protector de la lluvia. Para unirlo, le haremos dos pequeños agujeros y así fijarlo a la base con dos cordeles a modo de que la tapa se pueda abrir y cerrar fácilmente.
4. Para acabar le pondremos una anilla o un cordel para colgarlo.

Comederos tubulares de frutos secos
Comederos tubulares de frutos secos

Comederos con colgadores de sebo
Seguiremos el mismo procedimiento que con los comederos de rollo de papel con sebo.
Material: moldes, mezcla de semillas de grano pequeño (colza, cáñamo, negrillo, alpiste, mijo...) manteca de cerdo o otra grasa similar y un cordel.
Procedimiento:
1. Ponemos un puñado de mezcla de semillas en cada molde.
2. Cogemos la manteca de cerdo y la fundimos al baño maría para sí mezclarla con las semillas de los moldes.
3. Les ponemos un trozo de cordel para que cunado solidifique se quede unido al sebo. Podemos acelerar el proceso poniendo los moldes en el congelador.

Comederos con colgadores de sebo
Comederos con colgadores de sebo

Comederos naturales
Material: no precisan de material concreto, solo las semillas.
Procedimiento:
Simplemente consiste en tirar las semillas por encima de los cardos secos. Los fringílidos son las aves que más acuden a esta planta.

Comederos naturales
Comederos naturales

Comederos sarta de cacahuetes
Material: cacahuetes enteros naturales, aguja gruesa (lanera) e hilo de pescar.
Procedimiento:
1. Cogeremos el hilo de pescar y le haremos un nudo al extremo inferior.
2. Enhebraremos la aguja y la pasaremos cacahuete a cacahuete, de forma que nos quedará un colgante para colgar en la rama de un árbol.

Comederos sarta de cacahuetes


Artículo e imágenes: Erika Sanfidel
Blog: http://palspedrespinyes.blogspot.com.es/
Twitter: https://twitter.com/naturainens 
Instagram: https://www.instagram.com/palspedrespinyes/


 

lunes, 26 de febrero de 2018

Entrevista a Sergi Sales, récord Big Year en Catalunya

Sergi Sales
Sergi Sales

En esta ocasión tenemos el placer de entrevistar a Sergi Sales, un gran ornitólogo que en el año 2017 ha batido el récord de especies observadas únicamente en Catalunya, con un total de 334 especies. Todo un acontecimiento.


- Este 2017 has conseguido el mayor "Big Year" registrado en Catalunya, con 334 especies de aves distintas. Cuál era el anterior récord a batir?
La mejor marca que estaba documentada era de 322 especies, que es de por si un gran registro.

- No es nada fácil alcanzar una cantidad tan estratosférica en un solo año y en un entorno tan reducido, como es Catalunya. Cómo planificaste este Big Year?
Pues fue por varias etapas. Después de visitar el Delta del Ebro y sumar una gran cantidad de especies poco habituales, decidí intentar batir el récord de Big Year de enero. Una vez conseguido este reto deje pasar la primavera y después decidí si valía la pena intentar-lo. Afortunadamente pude encontrar muchas rarezas y relocalizar la mayoría de las que habían encontrado otros ornitólogos. A partir del mes de septiembre sí que fue una operación de precisión más "quirúrgica", planificando fecha y lugar para cada una de las especies que necesitaba.

Sergi Sales
Sergi Sales durante una jornada de anillamiento

- Precisamente el hecho de tratarse de un territorio relativamente reducido te permitía visitar muchas zonas de forma recurrente. Cuáles han sido los lugares más visitados?
Afortunadamente tengo un trabajo que me permite pasar muchas horas en el campo y visitar lugares muy diversos. Por trabajo las zonas más visitadas han sido las estepas de la Plana de Lleida y l'Estany d'Ivars - Vila-sana.
Estrictamente para el Big Year seguramente fue el Delta del Ebro, especialmente porque me costaron muchas especies como la serreta mediana (Mergus serrator) y también los Plans de Sió, ya que necesité 15 visitas para ver el águila imperial ibérica (Aquila adalberti). 

- También habrían sido necesarios desplazamientos más largos en busca de zonas más aisladas. Cuáles fueron los desplazamientos marcados como obligatorios?
Obligatorios serían la búsqueda de especialidades de alta montaña, como el urogallo (Tetrao urogallus), la perdiz nival (Lagopus muta), ... y sobre todo el pico mediano (Leiopicus medius) en el Valle de Aran. Pero en un Big Year para récord siempre hay quilometradas improvisadas en pocas horas para detectar rarezas, como fue la curruca sarda (Sylvia sarda) en el Montseny o la agachadiza real (Gallinago media) en el Empordà.

- Para alcanzar 334 especies, aparte de poder observar todas las especies habituales y algunas de poco frecuentes, tendrás que haber observado distintas especies muy raras. Cuál ha sido el top 5 de rarezas?
De las rarezas que he encontrado podrían ser: Halcón borní (Falco biarmicus), el vencejo moro (Apus affinis), cerceta americana (Anas carolinensis), alzacola rojizo (Cercotrichas galactotes) y el escribano pigmeo (Emberiza pusilla). Personalmente me satisface enormemente que haya detectado hasta 14 aves raras en Catalunya por mi cuenta y no limitarme a relocalizar especies ya observadas por compañeros.

Halcón borní (Falco biarmicus)
Halcón borní (Falco biarmicus) - Imagen de Sergi Sales

Vencejo moro (Apus affinis)
Vencejo moro (Apus affinis) - Imagen de Sergi Sales

Escribano pigmeo (Emberiza pusilla)
Escribano pigmeo (Emberiza pusilla) - Imagen de Sergi Sales

- Y, por contra, cuál ha sido la especie con la que te has cruzado de forma más habitual?
Probablemente los ubiquistas carboneros y herrerillos, especialmente carbonero común (Parus major)