lunes, 8 de julio de 2019

Aves muertas por el impacto contra los cristales de las pistas de pádel

Pájaro muerto por el impacto contra un cristal
Pájaro muerto por el impacto contra un cristal - Imagen de Enric Pàmies

El ser humano, desde el inicio de su existencia, ha evolucionado de forma curiosa, puesto que en lugar de adaptarse al entorno a aprendido a construirse un entorno a su medida.
El hecho de modificar el medio que nos rodea ha derivado en la creación, voluntaria o involuntaria, de amenazas para nuestra fauna y flora.
Las aves, debido a su gran movilidad y adaptabilidad, han acabado siendo unas de nuestras víctimas más habituales: la caza, el vertido de petróleo al mar, las redes de pesca, los anzuelos abandonados, las bolsas de plástico en el medio, el cambio climático, la pérdida de hábitats, y un larguísimo etcétera.

En la ciudad encontramos una de sus amenazas menos conocidas pero que afectan a miles de aves: los cristales.
Los cristales de las casas y edificios, debido a que reflejan el cielo, se convierten en barreras totalmente invisibles para las aves, quienes chocan literalmente de cabeza con estas duras suerficies y acaban, en la mayor parte de las ocasiones, muertas.

Las pistas de pádel se han convertido en un punto de impactos muy frecuentes: se encuentran al aire libre, a menudo rodeadas de plantas y árboles, y sus cristales transparentes son invisibles para las aves.

Pista de pádel en Vielha, un punto negro para las aves de la zona
Pista de pádel en Vielha, un punto negro para las aves de la zona - Imagen de Enric Pàmies

Aves muertas en la pista de pádel
Aves muertas en la pista de pádel - Imagen de Enric Pàmies

Ave muerta en la parte exterior de la pista
Ave muerta en la parte exterior de la pista - Imagen de Enric Pàmies

Nuestra gran capacidad de aprender y mejorar debería también llevarnos a reducir el impacto sobre el medio ambiente lo máximo posible.
En el caso que nos ocupa existe una fácil y económica solución: colocar pegatinas en los cristales para hacerlos "visibles" para las aves.

La Associació Ambiental La Sínia, con la financiación del Ayuntamiento del Catllar y la colaboración de los alumnos de Aprenentatge i Servei del Instituto del Catllar, instalaron unas cintas adhesivas especiales en las pistas de pádel de esta localidad.
Posteriormente han podido comprobar su gran eficacia, reduciendo las muertas por impacto prácticamente a cero.

Pegatinas para los cristales para evitar el impacto de las aves
Instrucciones de colocación - Imagen de Hèctor Hernàndez

Pegatinas para los cristales para evitar el impacto de las aves
Colocación de las pegatinas - Imagen de Hèctor Hernàndez

Pegatinas para los cristales para evitar el impacto de las aves
Vista de las pegatinas ya colocadas - Imagen de Hèctor Hernàndez

Animamos a todos los ayuntamientos y clubes con pistas de pádel que adecuen sus instalaciones para evitar muertes innecesarias de nuestras aves.

Artículo escrito por: Enric Pàmies
 

jueves, 17 de enero de 2019

El chorlitejo patinegro, ave del año 2019 en SEO/Birdlife



Tras ganar la votación popular organizada por SEO/BirdLife, el chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus) es el Ave del Año 2019. Es la primera vez que este reconocimiento recae en un ave limícola -las que habitan en el “limo” o lodo de las costas y riberas-.
Con este reconocimiento popular, SEO/BirdLife impulsará acciones para mejorar la conservación y concienciación de esta ave durante 2019.

Nos alegramos de que esta especie se beneficie de los proyectos de conservación que se llevarán a cabo.

Chorlitejo patinegro en el Delta del Ebro
Chorlitejo patinegro en el Delta del Ebro - Imagen de Enric Pàmies
 

domingo, 6 de enero de 2019

Bigotudo (Panurus biarmicus)

Bigotudo (Panurus biarmicus)
Cat: Mallerenga de bigotis
Eusk: Tximutx
Gal: Ferreiriño de bigote
Ing: Bearded tit
Fr: Panure à moustaches
It: Basettino
Por: Chapim-de-bigode
Al: Bartmeise

Bigotudo (Panurus biarmicus)
Bigotudo (Panurus biarmicus) - Imagen de Ricardo Rodríguez

Taxonomía: El bigotudo (Panurus biarmicus) es el único representante en nuestro país de la familia Timaliidae. Su nombre común es consecuencia de la peculiar coloración facial de esta especie.

Identificación: Esta especie suele medir unos 16 cm y puede pesar hasta 15 gramos.
Es fácilmente identificable por su larga cola y por el curioso diseño de sus alas. Los machos adultos presentan una cabeza y parte del pecho de tonos grisáceos, con dos grandes rayas triangulares que empiezan entre el ojo y el pico y bajan hasta ambos lados de la barbilla. Su cuerpo es de color canela con tonos naranjas, y en las coberteras primarias observamos dibujos negros con bordes blancos. Las infracoberteras caudales en los machos también son negras. Su pico es de tonos naranjas, y el iris amarillento.
Las hembras son más discretas, sin bigotes negros, la cabeza tiene también tonos marrones y puede tener algunas manchas oscuras en el píleo. El iris suele ser amarillento.
Los juveniles tienen una coloración general es más amarillenta, y en el dorso se pueden observar también algunas franjas oscuras (sus alas son también más negras). No presentan bigotes.
En ambos sexos las patas son oscuras, prácticamente negras. Su cola es proporcionalmente larga.
Plumaje: 10 primarias, 6 secundarias, 3 terciarias y 12 rectrices. Realiza una muda posnupcial completa.

Variaciones geográficas: En España encontramos la subespecie Panurus biarmicus biarmicus.

Especies similares: Es una especie muy particular, por lo que no existen en nuestro país otras especies similares.

Bigotudo
Bigotudo - Imagen de Ricardo Rodríguez

Panurus biarmicus
Panurus biarmicus - Imagen de José Miguel Grande

Bigotudo oculto entre los juncos
Bigotudo oculto entre los juncos - Imagen de Ricardo Rodríguez

Bearded tit
Bonito ejemplar de bigotudo - Imagen de José Miguel Grande

Voz: El reclamo de contacto durante el vuelo es en forma de tching o ping, muy característico. También emiten un tchree áspero.
El canto consiste en 3-4 notas discordantes en forma de pshin-dschik-tshriih.

Hábitat: Esta especie habita sobretodo en carrizales y otras zonas con mucha vegetación (cañas, ...) cerca de cursos de agua o zonas de aguas estancadas. Cuanto mayor sea la profundidad de los carrizales, más cómoda se sentirá esta especie.

miércoles, 2 de enero de 2019

Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus)

Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus, antes Larus ridibundus)
Cat: Gavina comuna
Eusk: Antxeta mokogorri
Gal: Gaivota chorona
Ing: Black-headed gull
Fr: Mouette rieuse
It: Gabbiano comune
Por: Guincho
Al: Lachmöwe

Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus)
Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus) - Imagen de Enric Pàmies

Taxonomía: La gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus) es una de las especies más frecuentes de la familia Laridae. Anteriormente se la conocía como Larus ridibundus.

Identificación: Esta especie puede llegar a medir unos 35 cm, pesando en el caso de los machos hasta 250 gramos y hasta 325 gramos en las hembras. Su envergadura puede superar los 100 cm.
Poseen un pico bastante fino de longitud media y de color rojizo.
Su cuerpo es blanco, con la zona de las alas de color gris claro y, cuando está posada, se observan una pocas plumas negras al final de la cola. En su cabeza podemos observar normalmente dos pequeñas manchas oscuras: una de ellas está detrás del ojo y se alarga con una pequeña banda oscura hacia el otro lado de la cabeza, y la otra empieza en el ojo y pasa también por el píleo hasta llegar al otro ojo. En la época nupcial presentan una coloración chocolate en toda su cabeza, y su pico se vuelve más oscuro, casi negro.
Durante el vuelo observamos que sus "manos" tienen dibujos negros, sobretodo en el perfil interior del ala.
Sus patas son de un color rojo oscuro, muy llamativas (al igual que su pico). Su ojo es de color negro, y se observa alrededor una anillo ocular parcial blanco. Posee 4 dedos, los 3 delanteros unidos por una membrana.
Los juveniles presentan un pecho, cuello y vientre blanco, con coloración marrón claro en sus alas. Su cabeza tiene algunas manchas de tonos marrones.
Realiza una muda posnupcial ,completa en verano y una prenupcial parcial.

Especies similares: En época no nupcial puede parecerse a la gaviota picofina (Larus genei), aunque identificaremos sin problema la gaviota reidora por su menor tamaño, un pico y cuello más cortos y por las manchas de la cabeza más contrastadas.
Se parece tanto en época nupcial como en época no nupcial con la gaviota cabecinegra (Larus melanocephala). Distinguiremos la gaviota reidora en época no nupcial por la coloración más oscura de sus alas y las manchas de la cabeza más claras y menos extensas, con dibujo más vertical. En la época nupcial la gaviota reidora se identificará por las manchas negras en sus alas y por su cabeza de color chocolate, no negro como la gaviota cabecinegra.

Gaviota reidora en vuelo
Gaviota reidora en vuelo - Imagen de José Miguel Grande

Chroicocephalus ridibundus
Detalle de la cabeza de una gaviota reidora - Imagen de José Miguel Grande

Chroicocephalus Larus ridibundus
Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus) - Imagen de José Miguel Grande

Voz: Especie muy ruidosa en las colonias de cría, con voces estridentes en forma de querr, quirrak o kekekek.

Hábitat: Se trata de una especie oportunista que se podrá observar en una gran variedad de ambientes: lagos, ríos, arrozales, vertederos, puertos, playas, ... No será habitual encontrarla mar adentro (sólo hasta 3-4 millas de la costa). 
Prefiere zonas con poca altitud (hasta 200 metros), aunque se han observado hasta los 600 metros de altitud. Pueden encontrarse de paso en cualquier tipo de hábitat del país.

Distribución: Cría en el sur de Groenlandia e Islandia, y en la mayor parte de Europa y en el centro de Asia. Invernan en esas mismas zonas y en zonas meridionales, llegando casi al ecuador.
Se podrá observar de forma invernal en casi todo el país, y de forma permanente en zonas muy concretas de

sábado, 22 de diciembre de 2018

Felices fiestas !


Feliz Navidad y próspero 2019 !!
Esperamos que el año que pronto estrenaremos sea muy provechoso para todos!