miércoles, 14 de febrero de 2018

Comederos para aves en el jardín

Carboneros comiendo un pincho de cacahuetes
Carboneros comiendo un pincho de cacahuetes

Cuando tienes la ventanas de tu casa con vistas al jardín te planteas poner algunos comederos para ver si las aves vienen a alimentarse.
Esta fue mi idea, y supongo que como mucha gente empecé con las típicas bolas de sebo y cacahuetes pelados dentro de una red... y empezaron a llegar los herrerillos y carboneros. Mirarlos mientras desayunaba o tomaba un te se convirtió e un recreo muy agradecido.

Carboneros y herrerillos en un comedero con cacahuetes
Carboneros y herrerillos en un comedero con cacahuetes

Herrerillo capuchino en un comedero con cacahuetes
Herrerillo capuchino en un comedero con cacahuetes

Carboneros garrapinos en el comedero de cacahuetes
Carboneros garrapinos en el comedero de cacahuetes

 Llegados a este punto, uno se empieza a hacer preguntas:
- Cómo puedo conseguir que vengan otras especies?
- Qué otros alimentos les puedo dar?
- Qué más puedo hacer para que los pájaros vengan a mi jardín?

Todas estas preguntas estás vinculadas entre si; intentaré explicar cómo lo he ido resolviendo.

Primero tuve interés en que se acercasen los fringílidos. Tenía que encontrar una forma de darles las semillas que fuera cómoda para mi. Con unas bandejas de madera de un viejo verdulero, unos ganchos y un cordel que tenía en casa construí un comedero suficientemente amplia y práctica.
Tenía el comedero en la mano y tenía que encontrar el lugar donde instalarlo, con el fin de que fuera buenos para las aves pero también en un lugar donde lo pudiera observar con facilidad. Nunca en una
zona abierta donde no puedan refugiarse, por lo tanto es mejor elegir un lugar cerca de árboles y arbustos donde las aves se sientan más tranquilas.
 También quería que desde el punto de observación pudiera ver el suelo debajo del comedero, puesto que muchas especies únicamente comen lo que encuentran directamente en el suelo.

Instalación del comedero tipo bandeja
Instalación del comedero tipo bandeja

Vista del comedero
Vista del comedero

Lúganos en el comedero
Lúganos en el comedero

Entonces tocó elegir las semillas: alpiste, semilla de cáñamo, negrillo, pipas pequeñas y mezcla para jilgueros que finalmente fueron las que me dieron un mejor resultado (tuve algunos fracasos con las semillas de nabo, de zanahoria o de mijo).

Jilgueros comiendo negrillo en un comedero
Jilgueros comiendo negrillo en un comedero

La siguiente pregunta es cuándo darles de comer. Yo les pongo alimento desde mediados de otoño hasta principios de primavera (de forma progresiva, tanto al inicio como al final). Creo que es cuando tienen una mayor dificultad en encontrar alimento y la actitud gregaria de muchas especies en esta época del año y las poblaciones sobrevenidas de zonas más frías hacen que la demanda aumente.

Y ahora qué puedo hacer? En este punto, entra en juego el agua. Todo el año enfrente de casa hay un charco que lleno aprovechando la concavidad de una roca. Aquí he podido ver aves bebiendo y bañándose que no utilizan los comederos.

Cuanto más conoces, más ideas te vienen a la cabeza: comederos más bonitos y prácticos, participación en proyectos de ciencia ciudadana (como www.ocellsalsjardins.cat ), qué otras especies de mi entorno pueden venir y cómo puedo atraerlas, como puedo mejorar las cosas por su salud y para mi disfrute, cómo puedo fotografiarlas o filmarlas (con métodos muy básicos, como poner el móvil grabando dentro del comedero, se pueden conseguir resultados muy aceptables) o incluso perder el tiempo en redes sociales buscando hashtags como  #birdsfeeding #birdsfeeder

Herrerillo capuchino en un pincho de cacahuetes
Herrerillo capuchino en un pincho de cacahuetes

Carboneros en un pincho de cacahuetes
Carboneros en un pincho de cacahuetes

Ya, para terminar, tres reflexiones:
- Cuidado con los depredadores, especialmente con los gatos
- Mantened los comedero limpios, que no se conviertan en vectores de enfermedades
- Proporcionad comida de calidad, en buenas condiciones, sin hongos, aptos para el consumo por parte de las aves y, a poder ser, de producción ecológica (ganamos todos)

Listado de las especies que han pasado por el restaurante de mi casa:
- Bolas de sebo y comederos con cacahuetes: carbonero común, herrerillo capuchino, herrerillo común, carbonero garrapinos, gorrión y lúgano.
- Comederos con negrillo: Jilguero y algunos carboneros y herrerillos que intentan sacar las semillas.
- Bandeja con semillas variadas: carbonero común, herrerillo capuchino, herrerillo común, carbonero garrapinos, jilguero, gorrión, lúgano, verdecillo y verderón.
- Recogiendo los restos en el suelo: A parte de todos los anteriores, también petirrojos, acentor común, curruca cabecinegra y mirlo.
- En el charco, bebiendo y bañándose: Todos los anteriores y lavandera blanca, lavandera cascadeña, zorzal, zorzal charlo, estornino pinto y negro.

Hay una cosa segura: cuanto más miras, més especies ves aunque no tengan contacto directo con tus comederos. agateador, totovía, papamoscas cerrojillo, mito, golondrinas, vencejos, rapaces migratorias, cuervo, picos picapinos y muchos más, que puedes ver desde el jardín de tu casa.
Y si no tienes jardín o terraza, seguro que te sorprenderá la variedad de especies que puedes encontrar en cualquier jardín o parque de tu ciudad.

Texto e imágenes: Jordi Riera
Instagram: @joripla