domingo, 2 de septiembre de 2018

Entrevista a Francesc Kirchner, coorganizador del Delta Birding Festival

Delta Birding Festival

Los días 21, 22 y 23 de septiembre se celebrará la 5a edición del Delta Birding Festival, el único festival ornitológico de Catalunya y uno de los más reconocidos en el estado español.
Este acontecimiento se organiza de forma conjunta entre la tienda Oryx, el Institut Català d'Ornitologia (ICO) y la Fundació Catalunya - La Pedrera.
Entrevistamos a Francesc Kirchner, propietario de Oryx, quien impulsó la creación del festival y es una de las personas responsables de su organización.

De izquierda a derecha, Santi Mañosa  (Presidente de l'ICO), Miquel Rafa (Director de la Fundació Catalunya - La Pedrera) y Francesc Kirchner (representante de ORYX) - Imagen de ICO

El primer Delta Birding Festival (DBF) se celebró en 2014. Cómo surgió la idea de construir este evento?
En el extranjero hace muchos años que se celebran este tipo de festivales, que reúnen un gran número de aficionados, entidades y empresas del mundo de la ornitología. Sin duda el principal referente en este aspecto sería el Birdfair, que se ha celebrado por 30º año consecutivo en Gran Bretaña.
Creímos que había la necesidad de crear un festival de estas características en nuestro país. Me puse en contacto con representantes de la Fundació Catalunya - La Pedrera (propietarios del espacio Món Natura Delta) y del Institut Català d'Ornitologia para tirar adelante este proyecto.
Era importante la participación de las tres partes para conseguir que el DBF aunara entidades conservacionistas y ornitológicas, empresas vinculadas con este sector y todos los aficionados posibles.

Món Natura Delta
Món Natura Delta durante el festival de 2017 - Imagen de Enric Pàmies

El Delta Birding Festival se organiza de forma conjunta entre Oryx, ICO y la Fundació Catalunya - La Pedrera. Cómo se coordina este trabajo entre las tres organizaciones?
El principal objetivo del festival no es generar ningún tipo de beneficio directo, si no reunir todas las personas y entidades del sector. El trabajo se coordina de forma muy adaptable, incorporando cada una de las entidades algunas personas dedicadas a organizar el festival.
A grandes rasgos podríamos decir que la Fundació Catalunya - La Pedrera se encarga más bien de la parte logística, teniendo en cuenta que además el DBF se ha celebrado desde un inicio en sus instalaciones. Por otro lado el ICO, gracias a que se trata de una asociación muy arraigada en el sector, se encarga de organizar y coordinar las distintas salidas y talleres, además de colaborar buscando las conferencias que más puedan interesar a los visitantes. Por último, Oryx también busca conferenciantes, contacta con expositores y gestiona parte de la organización del evento.

El festival se ha convertido ya, al cabo de poco tiempo, en un referente en los eventos ornitológicos de España. Cuál creéis que ha sido la clave del éxito?
La peculiaridad del DBF, que va muy en la línea del Birdfair británico, es que consigue aunar todas las personas y entidades del sector de la ornitología y la naturaleza: asociaciones, editoriales, revistas, tiendas de óptica, fotografía, libros o otros tipos de materiales, empresas de turismo ornitológico, artistas especializados, expertos del sector (en conferencias, talleres y salidas)y una gran cantidad de aficionados a las aves.
Además en las últimas ediciones se está incrementando el esfuerzo para dar a conocer el festival fuera de nuestras fronteras.
Debemos tener en cuenta también que el Delta del Ebro es un lugar único para la observación de aves.

Parte de los expositores - Imagen de Enric Pàmies

En el DBF podremos encontrar conferencias, salidas guiadas, talleres, cursos sobre temáticas muy específicas, stands de fotografía y óptica, arte, libros especializados, cajas nido y comederos, turismo ornitológico, entidades sin ánimo de lucro, distintos concursos y hasta podremos ver de cerca la liberación de aves recuperadas. Cuál de estas actividades es la que tiene más éxito entre los visitantes?
Precisamente, después de haber realizado distintas encuestas y de haber hablado directamente con algunos aficionados, hemos llegado a la conclusión que el éxito del festival se reparte a partes iguales entre conferencias, salidas y expositores. Es decir, el hecho de agrupar todas estas actividades y expositores es lo que hace que los aficionados a la ornitología nos visiten.
También hay que tener en cuenta que se incorporan, y cada vez más, actividades y conferencias relacionadas con otros animales o sobre fotografía de naturaleza. Por ejemplo en esta próxima edición hay algunas salidas para descubrir los murciélagos de la zona, grabación de sonidos de la naturaleza y conferencias como la de Oriol Alamany dedicada al leopardo de las nieves.

Salida ornitológica en barco por el río Ebro - Imagen de Enric Pàmies

En la última edición de 2107 cuántos aficionados han visitado el DBF? Cuál ha sido la evolución desde que se inició esta aventura?
A grandes rasgos podríamos decir que la evolución ha sido muy positiva: el primer año asistieron unas 800 personas, 1.200 en 2015, 2.000 en 2016 y unas 2.300 en la pasada edición. Esto demuestra que cada vez se llega a más gente del sector, tanto de nuestro país como del extranjero.

Cuál es el perfil de los visitantes del festival? Mayoritariamente ornitólogos y aficionados experimentados o también familias?
El objetivo que nos marcamos desde el inicio fue dirigirnos a los aficionados y ornitólogos más adelantados. De esta forma se atrae mucha gente del sector que, al mismo tiempo, arrastra los aficionados recién iniciados o a los interesados en iniciarse en este mundo.
En esta línea se marcó la necesidad de que no se tratara de un evento con entrada gratuita, si no que se fijó un importe para acceder al recinto y de esta forma nos aseguramos que quien entra está realmente interesado en lo que les mostramos y ofrecemos.
Distintos visitantes y conferenciantes extranjeros nos han comentado también su perplejidad sobre el perfil de los asistentes al DBF, mucho más joven comparados con los asistentes a festivales de otros países. Esto nos muestra que aquí esta afición ha crecido mucho en los últimos años y, por lo tanto, todavía tiene un largo recorrido por delante.

Martinete común (Nycticorax nycticorax)
Martinete común (Nycticorax nycticorax) fotografiado durante la pasada edición - Imagen de Enric Pàmies


Cuántas conferencias habrá este año? Y cuántos expositores?
Podríamos decir que aproximadamente habrá un total de 60 expositores, unas 100 actividades y unas 40 conferencias. Se ha querido mantener, aproximadamente, los números de la edición anterior.

En 2017 cuáles fueron las conferencias más multitudinarias? Cuáles han sido los ponentes con más reconocimiento en el mundo de la ornitología?
En la pasada edición las dos conferencias más exitosas fueron las de Arjan Duarshuis, con su Biggest Year, y la de Oriol Alamany sobre los osos polares.
En 2018 la previsión es que se repita el éxito Oriol Alamany, con una conferencia sobre el leopardo de las nieves, Neil Rettig y Laura Johnson con su documental sobre el águila comemonos de Filipinas y la del reconocido ilustrador Killian Mullarney.

Arjan Dwarshuis
Arjan Dwarshuis durante su conferencia - Imagen de Enric Pàmies

Que puede ofrecer DBF que no ofrecen otros festivales del país?
Tal y como hemos contado anteriormente, el punto fuerte de DBF es que consigue agrupar expositores, talleres, salidas y conferencias, lo que deriva en un éxito de asistencia muy elevado.
Además, uno de los objetivos principales de DBF es la de conseguir recursos económicos para dedicarlos a algún proyecto de conservación. Este año dicha recaudación se destianará a dos proyectos, uno internacional y el otro local. El proyecto internacional es de seguimiento de la tórtola europea (Streptopelia turtur) y el proyecto local irá destinado al censo y seguimiento de las poblaciones de collalba negra (Oenanthe leucura) en las Terres de l'Ebre.

Respecto la edición de 2017, qué novedades encontraremos este año?
Se ha seguido mucho la línea de la edición anterior. Evidentemente las conferencias serán distintas, pero las principales novedades serán el cambio de puerto de inicio de la salida de aves pelágicas, cosa que permitirá llegar antes a los puntos más interesantes para observar estas aves, y las nuevas actividades como la observación de murciélagos.

Liberación de aves recuperadas - Imagen de Enric Pàmies

Las redes sociales han ayudado a que este evento llegue a más gente?
No puede obviarse que a día de hoy las redes sociales permiten llegar a mucha más gente. Nuestros esfuerzos se centran básicamente en Instagram, Twitter t Facebook.

El Delta del Ebro es sn duda un enclave único para la ornitofauna en España, incluso en Europa. Escoger una localización como esta es sin duda una de las claves de éxito del DBF?
Teníamos muy claro que lo más importante era celebrar el festival en un lugar único para las aves, y por lo tanto desde el primer momento tuvimos claro que se tenía que hacer en el Delta del Ebro. En este sentido las instalaciones de Món Natura Delta fueron las más adecuadas.
El Delta del Ebro se encuentra situado en un punto de muy fácil acceso desde cualquier lugar, tiene muchos alojamientos donde pueden dormir los visitantes y presenta una diversidad de aves única en Catalunya.

Se eligió celebrarlo durante el mes de septiembre por distintas razones: por un lado en primavera ya se celebraba otro festival ornitológico en España, por lo tanto se decidió aprovechar un momento importante de las migraciones posnupciales. También se tuvo en cuenta que el mes de septiembre habitualmente presenta un muy buen clima, un hecho imprescindible para la presencia de visitantes. Por último se optó por celebrarlo un mes después de la Birdfair británica porque muchas empresas, tanto de óptica, como de fotografía, como editoriales, aprovechan ese evento para presentar sus nuevos productos. De esta forma durante el DBF los aficionados a la ornitología podrán probar y comprar a los diferentes expositores estos nuevos productos.

Riet Vell al anochecer
Riet Vell al anochecer - Imagen de Enric Pàmies

Arrozales del Delta del Ebro
Arrozales del Delta del Ebro - Imagen de Enric Pàmies

Oryx es una tienda especializada en libros y material relacionado con la observación de la naturaleza. Desde vuestro punto de vista, cómo veis actualmente la salud de la afición a la ornitología en España? Se tiene que mejorar algún punto para potenciar más el turismo ornitológico?
Cuando abrimos la tienda hace 20 años el sector era muy distinto, con un número de ornitólogos y aficionados mucho más reducido. La irrupción de la fotografía digital y, posteriormente, de las redes sociales ha hecho que la ornitología llegue a mucha más gente. La existencia de tiendas como Oryx y otros profesionales del sector también hace que todo el mundo pueda tener la mejor bibliografía a mano, de la misma forma que pueden utilizar cajas nido y comederos para observar la natura de cerca.
En relación con el turismo ornitológico, se tendrían que mejorar las infraestructuras. Muy a menudo se construyen hides (observatorios) en ubicaciones u orientaciones que no son adecuados. Son en ocasiones hides demasiado abiertos, o en zonas con demasiada circulación constante de vehículos.
También se debería intentar conseguir que la naturaleza y las aves pudiesen ser el objetivo principal del viaje; actualmente son más bien una actividad accesoria.

Delta Birding Festival


Entrevista realizada por: Enric Pàmies.