jueves, 30 de noviembre de 2017

En busca de la perdiz nival (Lagopus muta)

Imagen del ascenso

El día 19 de noviembre de 2017 tuve la gran fortuna de poder disfrutar de una de las joyas que todavía, hoy en día, tenemos en el Pirineo catalán. En un punto que no revelaremos, para poder preservar la especie, encontramos a la perdiz nival (Lagopus muta), uno de los pájaros que más me ha gustado poder fotografiar. Acompañado por gente que conoce la zona y, por descontado, la montaña, de la cual no soy para nada experto, empezamos con una travesía con un tiempo inmejorable que nos daba la primera sorpresa con la visita de un grupo de rebecos (Rupicapra rupicapra) y, posteriormente, de un quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) que nos animó a la hora del desayuno para cargar fuerzas y buscar nuestro magnífico y soñado objetivo: la perdiz nival.

Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)
Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus)

Dos horas después de empezar la búsqueda y divididos en dos grupos para poder aumentar nuestras posibilidades de éxito, llega el gran momento deseado por todos: BIMBO! Un momento mágico, todo el mundo en silencio y con los ojos como platos, nos deja sin poder articular palabra alguna; ya la tenemos delante. El corazón palpita sin control y todos reconocemos que estamos fuera de sí; la hemos encontrado, un total de 8 ejemplares en dos grupos de 4 individuos cada uno.

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)

Una ave muy tranquila y muy relajante dentro de su zona de confort, que nos marca de vez en cuando y que nosotros respetamos. Nos relajamos todos y ella nos deja observar su comportamiento en grupo, como come y como rasca en la nieve con las patas para buscar alguna hierba que comer, como toma el sol para calentarse; todo un lujo. Todo es blanco, la nieve es su mejor aliado y como su nombre indica, perdiz nival, entre la nieve se hace casi invisible.

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)

Perdiz nival (Lagopus muta)
Su camuflaje es perfecto entre la nieve

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)

Durante un buen rato estamos con ellas pero, de repente, otras aves en una nube bastante grande nos
sorprenden a todos; subiendo por las rocas aparece el gorrión alpino (Montifringilla nivalis), un poco lejos para poder hacer una primera identificación satisfactoria pero que nos deja un par de fotos testimoniales.

Gorrión alpino (Montifringilla nivalis)
Gorrión alpino (Montifringilla nivalis)

Llega el momento de irnos y decir adiós; la bajada parece más fácil pero con las piernas cansadas por causa de la gran subida. Durante el descenso encontramos otro grupo de rebecos que hacen que el camino que nos queda sea espectacular; cuanta agilidad tienen!

En acabar el descenso nos llena todo lo que hemos podido ver y que hemos retenido en nuestras retinas.


Componentes de la excursión: D. Pujol, J. Culí, F. Vilarrasa, J. Pujol, V. Iglesias.
Texto e imágenes: Víctor Iglesias ( @campodetenis )

Huellas de perdiz nival
Huellas de perdiz nival

Huella de perdiz nival
Huella de perdiz nival

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)

Perdiz nival (Lagopus muta)
Perdiz nival (Lagopus muta)